Desafio KVB. La conquista De la Vera

Desafio KVB. La conquista De la Vera,  apuntada en la agenda desde el verano. Una tarde de pedales con Tamara, mientras me contaba sus aventuras en la ultramaratón de la Titan de Vera, me informó que había conocido a un grupo de chicos de Cottobike Btt  que estaban preparando una prueba de resistencia por la Vera en octubre, me encantó la idea  y el primer día que salieron las inscripciones me apunté al desafío 117 km + 2.700 de acumulado.

19429900_238601896646539_563856850124234688_n

Estudié el track y el perfil, el objetivo era llegar a los puntos de corte a tiempo para conseguir terminar el desafío. A las 11:10 h en el Puente Parral en Jarandilla de Vera, a priori el más ajustado 36 km + 900, a las 14:00 h en Valverde de la Vera y a las 16:30 h en Robledillo de Vera.

A las 8:10 h tomamos la salida unos 70 corredores, me sentía inquieta, para empezar una subida de 5 km donde se acumulaban casi 400 metros, sin derrochar mucha energía intenté mantener un ritmo constante, la primera parte por pista de cemento hasta entrar en un bosque de roble por camino con piedra un poco más exigente, rodaba en el vagón de cola con un grupo de 5 y coronar resultó más fácil de lo esperado, con el regalo de unas vistas impresionantes de los diferentes valles mientras el sol dejaba los primeros rayos del día.

 

La bajada larga y complicada, 8 km por camino con piedra suelta y zonas atascadas, además  el polvo y el sol impedían ver con claridad la trazada, me sentía con poca confianza para soltar el freno, decidí no forzar y bajar despacio pero segura. Al final de la bajada sobre el km 13 sabía que el tramo más lento ya estaba hecho, llevaba una media de 10 km/h y para llegar al corte tenía que subir a 12 km/h. Iba con Jose Luis, un chico muy simpático de Villanueva de la Vera empezamos a rodar rápido hacia la presa Majadillas para aumentar la media, pero en la subida a la garganta lo perdí y ya fui sola el resto de la ruta.

Casi sin darme cuenta después de 2 horas de pedales ya estaba en Cuacos de Yuste, tercer pueblo de este desafió y primer avituallamiento, recargué agua y con energía hacia Aldeanueva.

 

Kilómetros de caminos ondulados, por firmes muy variados hasta alcanzar el Puente Parral en Jarandilla, iba feliz había conseguido llegar 30 minutos antes del horario previsto para el cierre, sin sentir agonía o sufrimiento, el ritmo me permitía disfrutar de la bicicleta y el entorno espectacular del recorrido.

Siguiente pueblo era Losar de la Vera, un tramo de 10 km desde Jarandilla, era importante mantener la concentración con la señalización para no perderse, una zona muy bonita de bajada en singletrack donde iba siguiendo a un par de chicos, disfruté del verde de los helechos y de algún paso divertido, después  en subida un tramo muy entretenido entre pinares hasta alcanzar una pista muy buena que conducía a Losar, en la entrada del pueblo estaba Angel, que alegría verle dando ánimos,  ya llevaba 3 horas dando pedales y recargué energías.

El descenso hacia la garganta de Cuartos  por un camino de cemento, tomé agua en el avituallamiento, disfrute de las vistas de este bello paraje mientras atravesaba el puente y puse rumbo al siguiente destino Viandar de la Vera. El camino era bueno en subida, recibí muchos ánimos al pasar por este pueblo, sobre todo las mujeres se vuelcan cuando me ven ” vamos las mujeres valientes” me decían, eso recarga las pilas a tope!

Un tramo de carretera corto hacia Talaveruela para entrar en una senda muy bonita,  tanto en subida como en bajada, el paraje de cuento, con un puente antiguo donde había que poner pie a tierra para subir los escalones , un lugar recóndito que se clava en la retina para siempre.

A la entrada de Valverde km 55, estaba Ángel con agua y comida, pasé el punto de control sobre las 12:20 en la plaza del pueblo esquivando turistas y admirando la arquitectura tan singular de sus casas y calles.

Estaba en el ecuador de la prueba y las fuerzas me acompañaban. Hasta el km 70 fue terreno muy favorable primero en bajada y luego llaneo por una pista asfaltada junto al canal, las sensaciones eran  buenas, iba emocionada con la ruta porque de momento todo era dar pedales y disfrutar.

Una vez que se acabó la pista del canal, para llegar a Robledillo de la Vera restaban unos 5 kilómetros de ascensión por caminos arenosos entre robles, con algunas rampas duras al final, alcancé la plaza del pueblo y el último control de tiempos superado a las 13:30 h.

Con las pilas cargadas enfrentaba los 20 km siguientes hasta Collado, este tramo me sorprendió muchísimo por la variedad de caminos y paisajes, se hizo muy agradable, la temperatura era buena, la mayor parte del recorrido bajo la sombra de los árboles, subidas tendidas y la bajada hacia Collado por un camino roto, naturaleza escondida, un lugar para el recuerdo.

Rellené agua en el avituallamiento, ya llevaba 98 km en las piernas y 7:15 h,  la cadena de la bici hacia mucho ruido por falta de lubricante, pero un poco más arriba encontré a Ángel con aceite en mano para poner la bici a punto de cara a los últimos kilómetros.

Ya estaba Jaraíz a tiro de piedra, sabía que me esperaban uno de los tramos más duro de la jornada, iba con bastante gasolina y sobre todo estaba llena de ánimo y alegría porque casi estaba rozando mi objetivo de desafiar la Vera. Y tocó sufrir por las empinadas rampas de las calles de Jaraíz y el sufrimiento se alargó por la subida entre cerezos hasta coronar en Pasarón, perdí el ritmo completamente, en mi pelea con las empinadas rampas entre los bancales de cerezos me alegró muchísimo ver  a mi compañero Enrique luchando por las primeras posiciones de la conquista (160 km) le grité con todas mis fuerzas para desearle suerte!.

Alcancé la cima con un buen calentón en las piernas y con unas ganas enormes de hacer los últimos kilómetros hasta la meta; un tramo asfaltado primero en bajada para terminar en ascensión.

Y trás 8:30 horas dando pedales , emocionada por lograr el desafío alcancé la meta, una jornada estupenda de bicicleta que volvería a repetir mañana mismo.

Agradecer a Ángel Denche su ayuda en la preparación de esta prueba de resistencia, gracias a sus consejos y planificación,  disfruté muchísimo y sufrí muy poco.

Dar las gracias y la enhorabuena organización, el recorrido fue precioso, variado, gracias por la atención recibida en todos los avituallamientos. Gracias por vuestro tiempo y esfuerzo , es un regalo poder disfrutar de este entorno a pedales, una prueba diferente que recordaré siempre.

Nos vemos en la próxima edición!

 

 

1 reply »

  1. Siempre me gusta leer tus crónicas en bici, pero ésta como me toca de cerca , me ha emocionado y me ha puesto la piel de gallina. El que vosotr@s hayáis disfrutado tanto de la ruta, a la vez que habéis sufrido por superar este reto, es lo que nos motiva para estar pensando ya en la siguiente edición. En vuestras caras sonrientes cruzando la meta está nuestra recompensa. Muchísimas gracias Amparo, eres muy grande. Sigue así, nos vemos en ruta campeona!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s