IV MARATÓN CRISTO DEL RISCO

Sierra de Fuentes, una cita diferente. Esta prueba es la protagonista del Campeonato de Extremadura de maratón y tiene fama la dureza del recorrido.

No soy amiga de ir en plan de competición, en realidad nunca he ido con el espíritu de competir, la filosofía en las maratones es vivir la aventuras en bicicleta mientras conoces nuevos lugares, eso de ir a tope todo el rato es nuevo para mí.

Llevo un tiempo poniendo a punto  ” el motor de mi seiscientos” ;  he bajado algunos kilos y algo de planificación en las salidas.

Animada por Ángel decidí probar en Sierra de Fuentes el espíritu de competición.

Pocas féminas en la parrilla de salida, seis en total de las diferentes categorías. En Master 30 estábamos dos, Esmeralda del Club Ciclista Puebla de la Calzada y yo.

Se da la salida a las nueve de la mañana algo pasadas, ya marcaba el termómetro los 32 grados, creo que todos sabíamos que el principal rival sería el calor y la deshidratación.

Se rueda muy rápido, en nada comienza una subida que requiere apretar los pedales con fuerza y dispara el pulso. Agacho la cabeza y solo pienso en llegar a cima pronto, después de unos 3 km escucho: “Vamos, Villuerca Power”, era Cesar que estaba de voluntario indicando la primera bajada por senderos. Se me hizo muy corto el descenso, cuando quise recuperar un poco de aliento ya estábamos  de nuevo subiendo, esta vez por un sendero estrecho y revirado que te hacía ir a tope de todo!. Otra bajada por un camino pedregoso, ideal para soltar el freno a la Santa y de nuevo la montaña rusa por senderos, subir para luego bajar. Muy entretenido y divertido, a la vez que duro.

Llego a lo alto del Risco, los voluntarios y la gente en general una pasada dando ánimos, ¡es como un chute de glucosa en vena!. Últimos pedales en ascensión y nos indican el desvío en bajada a Sierra de Fuentes.

Voy contenta, me ha gustado el recorrido en estos primeros 12 km.


Foto : Ángel Denche

No tengo referencias de mi posición en carrera, pero he disfrutado que es lo importante. Veo a Ángel, me da ánimos pero no me dice cómo voy, intuyo entonces que mal jeje… Y pienso: “a ver si la pillo en el llano”, sin saber que era yo la que iba delante.

A la salida del pueblo avituallamiento , toco el camel está bastante lleno, decido no parar y cojo un vaso de agua al vuelo. Ahora me enfrento a 40 km de llanos, por caminos polvorientos, sin una sombra, lo único que se atisba en el horizonte son pastizales secos. Se alternan pistas cómodas, con otras zonas de roderas y piedra donde hay que ir con atención para no caer.

14114829_1288608374491385_4278274695916995877_o

Foto Escuela Ciclismo Cáceres

Llevo rodando unos 10 minutos y se une David, lo primero que dice es que él no va en competición. Sugiere que podíamos hacer un grupo de unos cinco corredores que estábamos más o menos cerca. Por un lado,no me parece mala idea siempre ir a rueda de alguien permite bajar la guardia y poner el piloto automático. Pero por otro lado, si el ritmo es más alto de lo que puedo llevar, me acabaría haciendo mucha pupa de cara a la segunda vuelta por la montaña rusa del risco.

Voy hablando con David, del deporte, de la prueba, de la vida… No lo puedo remediar, en competición o no, me encanta una charla dando pedales…

Poco a poco cogemos a los dos chicos que van delante, hacemos un grupo de cuatro, y la velocidad sube… Tras pasar un cortijo  David se da cuenta que nos hemos desviado del camino bueno…uff intento mantener la calma,vemos a lo lejos un corredor y campo a través intentamos llegar al trazado correcto. Unos diez minutos pasamos perdidos por aquellos llanos, por suerte encontramos de nuevo el camino y empiezo a dar pedales como una loca intentando recuperar el tiempo perdido.

Me quedo sola, los chicos y David vienen detrás, en una curva hay un voluntario que me grita ” Vamos dale, que te sigo por el Facebook” siento el chute de energías…

Hace mucha calor, menos mal que los kilómetros caen rápidos, voy a dar un trago al camel y ….mierda !! No queda agua, llegar hasta el próximo avituallamiento en Torrequemada iba a ser muy duro, restaban unos 8 km. En ese momento veo a lo lejos un tractor parado en el camino, corro todo lo que da la Santa para tratar de alcanzarlo, cuando estoy a unos metros ya está en marcha, veo que lleva un remolque cargado de comida para las vacas y tira dejando el camino hacia el interior de los pastizales. Saco la cabrera que llevo dentro y grito con todas mis fuerzas”….Ehhhh…. Tenéis Agua?!!!”, por suerte me escuchan y un chaval viene corriendo con una bombona de agua, lleno el camel, les doy mil veces las gracias por la ayuda y continuo.

Por fin estoy en Torrequemada, paro lo mínimo,  Bike Raul me da un bote con agua fesca, que me salvó la carrera en los últimos lances. Ocho kilómetros distan a Sierra de Fuentes, en solitario sin apretarme mucho voy bebiendo y comiendo de cara a la traca final.

Al pasar por el pueblo Ángel  me dice que voy tercera, pienso :” eso quiere decir que voy primera en mi categoría” y unos metros después se pone la cosa muy cuesta arriba por una calleja de piedras que eleva el pulso al infinito, miro hacia atrás y veo a Esmeralda, le digo vamos Esme…a lo que contesta Esme viene fundida.

Siete kilómetros de darlo todo mientras hacíamos la goma, ella se acercaba en las subidas, yo me alejaba en las bajadas. Momentos emocionantes, no podía meter la pata, para eso fueron claves los voluntarios con sus indicaciones, iba dando todo lo que me quedaba, con las piernas ardiendo y el corazón en la boca alcance lo alto del risco, miro hacia atrás: no viene, pienso ya lo que queda es bajada, contenta bajo imprudentemete deprisa hasta que una curva a izquierda me obliga hacer un súper derrape, el voluntario que estaba avisando del peligro me aplaude jejeje, otro chute de glucosa. Unos metros más abajo está Ángel, le tiro un beso, giro por una calle  y entro en meta flipada con el resultado ( 3 en la general, 1 Master 30), con las piernas echando humo y feliz.

Un minuto después llegó Esmeralda, aplaudo su entrada en meta y nos damos un abrazo, lo hemos sufrido un montón las dos.


Finalmente resultaron 63 km + 980  y un baño de senderos , calor y adrenalina  por los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes.

13995607_1276101285742094_1113975370046206596_o-1

Dar la enhorabuena a la Escuela de ciclismo de Cáceres, por la organización del evento y por su labor con el ciclismo que es admirable.

Gracias a todos los voluntarios por su ayuda, ánimos y amabilidad. Gracias como siempre a Bike Raul, muchas gracias me das flow, eres genial!!

Y este premio del Campeonato de Extremadura de Maratón en la categoría femenina Master 30 se lo dedico a mi amor Ángel , por ser cómplice de mis locuras y porque sabes que ruedo por ti…


Enhorabuena a todos los campeones, una pasada estar rodeada de tantos  grandes !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s