Caminos a Guadalupe

La aventura comienza el día de antes, con la búsqueda de información de los caminos. Investigando los mapas y dibujando el recorrido en Google que nos da información sobre la distancia y desnivel al que nos enfrentamos. Es importante este trabajo previo, de esta forma evitamos encontrarnos con sorpresas desagradables y programar horarios.

La idea era hacer un recorrido de media-larga distancia, en una ruta circular a Guadalupe. Por suerte, existe mucha documentación para diseñar la ruta. Rodamos por el GR 119 Camino Real, GR 118 Camino de los Jerónimos y por el GR 117 Camino de Alfonso Onceno.

Captura

Comenzamos por el sendero que conduce a la ermita del humilladero (GR117), continuando por la pista militar hasta el Pozo de las nieves. Allí cogimos el camino del  Valle Viejas recorriéndolo íntegramente hasta alcanzar la carretera de Robledollano a Castañar.  Unos 17 km de bajada siguiendo el curso del río Viejas,  para mí los mejores de la ruta.

El Valle viejas es uno nuestros rincones favoritos de las Villuercas. En su inicio el camino es pedregoso, salvaje y  encajado entre las montañas. Parajes vírgenes de gran belleza y valor ecológico; bosques de sauces arropan el río junto a loros y algún acebo aislado; luego castaños, robles y encinas hasta los riscos.

IMG_7968

IMG_7982

IMG_7980

IMG_7995

IMG_7997

IMG_7998

IMG_7979

IMG_7966

Una vez que tomamos el desvío siguiendo la vega del río el paisaje se suaviza; existen muchos huertos regados por fuentes, arroyos y el propio río Viejas, donde cultivan  la preciada judía de Navezuelas; aunque no faltan tomates, pimientos, patatas, frutales… El curso bajo del río es igualmente espectacular: muchos rincones donde hacer un alto en el camino. Al final, el cauce se ensancha y gira bruscamente hacia el rio Ibor.

IMG_7967

IMG_7964

IMG_7965

IMG_3886

IMG_7962

Comenzamos a subir por el aguazal, hasta encontrar la carretera de los Ibores dirección Castañar de Ibor. Nos paramos en la cascada del salto eléctrico, divertidos momentos de fotografías al pasar por debajo del agua.

IMG_8014

IMG_8009

IMG_8012

IMG_7959

IMG_7961

IMG_8010

IMG_8011

Parada en Navalvillar de Ibor era la hora del avituallamiento. Después continuamos por el GR118, un tramo de Alcornoques centenarios y monte bajo.  En general, la pendiente moderada con alguna rampa que nos hizo poner pie a tierra.  Alcanzamos la cima del monte cubero tras 8 km de subida y nada mejor para tomar aliento que contemplar el pico Villuercas.

IMG_7958

IMG_8031

IMG_7957

IMG_8032

IMG_8030

IMG_8028

IMG_7955

IMG_7954

IMG_7953

Bajada entre pinos, deleitándonos del paisaje y soltando el freno hasta alcanzar el río pinarejo.

IMG_8042 (1)

IMG_7951

IMG_8047

La vuelta a Guadalupe la programamos,  gracias a la información del amigo Encinas, por una zona nueva para nosotros. Paisaje salvaje, recóndito, ruinas de antiguas majadas y pozos. Algunos repechos exigentes hasta tomar el camino de las parcelas que nos condujo a la cuesta de los almendros. Terminamos con un merecido riego a las bicis, quitando el polvo para la próxima cita en la Titán de Cedillo.

IMG_8029

IMG_8050

IMG_7949

IMG_7956

IMG_7947 (1)

IMG_8049

IMG_7946

En total resultaron 76 km y 2.000 metros de ascensión acumulado. Un recorrido exigente de auténtico ciclismo de montaña, para disfrutar de un baño de naturaleza en el Geoparque Villuercas-Ibores.

Captura2

4 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s